Puerto de Hong Kong : Una opción en medio de los problemas en puertos del sur de China

Los problemas relacionados con la pandemia de COVID-19 han obligado recientemente a desaceleraciones operativas en varios puertos importantes del sur de China, lo que ha provocado una grave congestión en las terminales y retrasos en los buques. Sin embargo, las terminales de contenedores de Hong Kong, uno de los centros marítimos más concurridos del mundo, siguen funcionando sin problemas.

Limitado por los altos costos laborales y la escasez de tierras, el puerto de Hong Kong ha desarrollado un modelo comercial único que se centra en gran medida en la eficiencia, destaca el medio Produce Report. En abril, se implementó un nuevo sistema de monitoreo remoto para contenedores refrigerados en las terminales internacionales de Hong Kong, las terminales COSCO-HIT y las terminales de contenedores de Asia. Según se informa, este sistema permite la gestión remota automatizada 24/7 de las condiciones de los contenedores refrigerados, incluida la temperatura, la humedad y los niveles de CO2, con mayor visibilidad y precisión. Las autoridades informaron que el lanzamiento de este nuevo sistema aumentaría significativamente la eficiencia operativa porque, antes de la implementación, todo el trabajo de monitoreo tenía que realizarse manualmente.

En medio de los frecuentes cambios en las líneas navieras durante la pandemia en curso, la capacidad del Puerto de Hong Kong para hacer frente a los cambios de forma rápida y eficiente ha aumentado su volumen de escalas de buques, con un número cada vez mayor de buques que eligen Hong Kong como puerto preferido. Aunque el tiempo medio de respuesta en el puerto de Hong Kong ha aumentado ahora más allá de la norma prepandémica de 2 a 3 horas, en gran parte debido a los mayores volúmenes, la capacidad del puerto sigue siendo suficiente para garantizar un funcionamiento normal, aclararon las autoridades portuarias.

En mayo, Yantian International Container Terminals en Shenzhen reforzó sus medidas de desinfección y cuarentena de COVID-19, incluidas pruebas exhaustivas de ácido nucleico, tras la detección de varios casos positivos confirmados en el puerto. Las consecuencias de estas medidas, combinadas con la escasez de mano de obra, provocaron una grave congestión y retrasos en los buques.

En la primera quincena de junio, casi 300 buques portacontenedores con una capacidad de envío total de más de 3 millones de contenedores eligieron evitar Shenzhen en favor de otros puertos.

Al 15 de junio, el tiempo promedio de permanencia de los contenedores de exportación en el puerto de Yantian alcanzó los 23 días, más del triple de la norma anterior de siete días.

Un comunicado oficial publicado el 23 de junio por el puerto de Yantian indicó que sus operaciones básicamente volverían a la normalidad después del 24 de junio. Sin embargo, según las estimaciones realizadas por Lars Jensen, director ejecutivo de la consultora marítima danesa Vespucci Maritime, Yantian tardará al menos 82 días puerto para despejar el atraso, junto con toda la carga que está programada para hacer escala en las próximas semanas.

Fuente: simfruit