Nuevos recargos por congestión: ¿Otra forma de incrementar las tarifas del transporte marítimo de contenedores?

Además, preocupa amenaza de cierre del puerto de Shanghái por rebrotes de Covid-19

Las líneas navieras continúan poniendo más capacidad en la ruta Transpacífico, al parecer su mercado más lucrativo. Además, en las últimas dos semanas, la mayoría ha añadido algún tipo de recargo por congestión. «¿Cuántos tipos diferentes de recargo por congestión se le ocurren? Recargo por congestión, intermodal de emergencia, valor añadido, congestión en el transporte y congestión portuaria son sólo algunos. Y se espera que haya más», expone el analista del sector marítimo, portuario y logístico Jon Monroe, para quien «cada recargo es un intento de aumentar las tarifas sin incrementar el flete marítimo, como si las líneas navieras no estuvieran ganando suficiente dinero» y apunta además que éstos oscilan entre US$350 y US$5.000 por contenedor.  «Las tarifas no hacen más que subir, se llamen como se llamen».

Entre otros hechos recientes de la industria que destaca en su último reporte, el analista cita la orden de Hapag-Lloyd de diez nuevos buques de 13.000 TEUs, los que, sin duda, comenta, operarán en la ruta Transpacífico. «Parece que todas las líneas navieras están buscando más buques. Parece que algunos están trasladando buques de las rutas menos rentables al Transpacífico» sostiene y destaca en ese plano las cifras entregadas por Alphaliner, que detallan que se ha trasladado más capacidad a la ruta Transpacífico que a cualquier otra ruta global: «La capacidad entre Asia y Norteamérica ha crecido un 30,6% en los últimos 12 meses. Los mayores aumentos de capacidad han sido los de MSC, con un 81,7%, y Maersk, con un 50,4% y aunque no es tan grande como MSC y Maersk, Wan Hai añadió 5 nuevos servicios para un crecimiento de la capacidad del ¡2.615%!».

Situación en Estados Unidos

Jon Monroe describe que los buques hacen cola para conseguir un atraque en los puertos del Costa oeste (YSWC). El sur de California ha vuelto a tener más de 30 buques esperando un atraque, las terminales del sur de California están atascadas de forma increíble, debido al regreso de los buques con cargas de Yantian, los buques adicionales y los buques chárter que se aglomeran para arribar a los puertos de Los Ángeles y Long Beach en de agosto.

 

«Este puede ser el mes de mayor actividad para la puerta de entrada del sur de California. Con un número tan elevado de buques que arriban a las terminales de Los Ángeles y Long Beach, es difícil imaginar el impacto en las operaciones de la terminal. Tiempo de espera para un atraque, mayores tiempos de descarga, de permanencia en la terminal y, por supuesto, si tienen contenedores con destino al interior, tomen asiento. La espera será larga», advierte el analista.

¿Nuevos cierres de puertos en Asia?

Según Monroe, el resurgimiento del Covid-19 en Asia podría frenar las exportaciones a Norteamérica. Vietnam ha estado bastante bloqueado durante algún tiempo, «pero ahora la bestia está regresando en China» y aunque, para ser justos, la tasa de infección de China es muy baja en comparación con cualquier otro país, apunta que «el puerto de Nanjing fue bloqueado la semana pasada y es posible que otras ciudades importantes de China también queden aisladas».

De acuerdo con el analista esto no presagia nada bueno para el puerto de Shanghái: «Al ser el mayor puerto del mundo, la mayoría de las fábricas situadas a lo largo y en el delta del río Yangtze, cuentan con Shanghái como puerta de entrada al resto del mundo. Si el Covid-19 cerrara Shanghái, el impacto podría ser mucho peor que el de Shenzhen».

En este sentido detalla que el puerto de Shanghái maneja aproximadamente 40 millones de TEUs, un gran porcentaje del volumen representa las exportaciones al resto del mundo. Vietnam lleva 5 semanas cerrado por cuarentena en su mayor parte, lo que podría ocurrir en cualquier lugar y «aunque varios analistas han señalado que China no se arriesgaría a cerrar su economía para luchar contra la Covid-19, yo no apostaría por ello. China hará lo que sea necesario para derrotar a la pandemia», advierte Monroe.

Situación en puertos asiáticos:

 

Shenzhen: YICT se ha recuperado, pero los puertos de la USWC se enfrentan a la afluencia masiva d de buques procedentes de Yantian que tratan de subsanar los retrasos.

Xiamen: PNW (Pacific Northwest) es la peor ruta, ya que la capacidad es muy reducida. Algunas líneas navieras asignarán espacio adicional en el puerto de Xiamen si el buque está anulando Yantian, pero el espacio real es incierto, se debe comprobar caso por caso.

Ningbo: la situación es muy similar a los puertos de Xingang y Qingdao, el espacio en la asignación podría estar garantizado, pero es muy difícil conseguir espacio adicional incluso aplicar la prima.

Shanghái: El espacio para las rutas USEC y PNW es escaso por semana, las líneas navieras no aceptan reservas premium, incluso si el cliente está dispuesto a pagar un flete alto, no hay espacio que pueda garantizarse.

Qingdao: Casi todas las reservas se han realizado hasta fines de agosto y se está entrando a los espacios de septiembre. Muchas líneas navieras omiten este puerto para mantener su cronograma.

Tianjin: Al igual que en Qingdao, el espacio en USEC y PNW es extremadamente ajustado, las líneas navieras garantizarán las asignaciones de espacios, pero no los equipos.

Vietnam: Las líneas navieras han estado limitando la asignación de espacio de los puertos de Vietnam desde noviembre de 2020, donde la situación es más crítica que en los de China. Vietnam se ha ralentizado dado el bloqueo del país debido al Covid-19. La mano de obra portuaria y los conductores son difíciles de conseguir. El país ha estado bajo cuarentena durante 5 semanas.

Fuente: MundoMarítimo