¿Estamos a las puertas de una crisis mundial de contenedores?

De acuerdo con el analista de la industria marítima, portuaria y logística, Jon Monroe, se está observando una avalancha de nuevos servicios portacontenedores que están ingresando a la ruta Transpacífico. Dos nuevos servicios, aunque pequeños e irregulares, recalarán en los puertos del sur de California desde China en las próximas semanas a cargo de BAL y CU Lines. «Cabe esperar la entrada de nuevas líneas navieras, ya que las tarifas se elevan a niveles históricamente altos», apunta.

Monroe explica que la cadena de activos se está rompiendo bajo la presión del aumento de las importaciones y este movimiento abrumador de contenedores de importación está repercutiendo ahora negativamente en las exportaciones de productos de Estados Unidos. «Estamos casi en un estado de bloqueo y las cosas están empeorando. Desde el Reino Unido hasta la USWC, pasando por Suez, Kaohsiung y ahora el sur de China, la ‘pandemia de los contenedores’ se está convirtiendo en una crisis mundial. Hay retrasos en la entrega de contenedores en todas partes», describe Monroe.

Señala además que la capacidad de los buques que zarpan desde Asia es muy escasa. Y donde hay un exceso de capacidad, el equipamiento es muy ajustado. En este contexto «el desvío de buques desde Yantian no hace más que empeorar las cosas, ya que recalan en puertos alternativos como Shanghái y Ningbo, y se encuentran con que no hay equipo suficiente para atender tal avalancha de buques», describe.

Según indica Monroe, las líneas navieras han contratado todos los buques disponibles en régimen de fletamento de 2 a 3 años y ahora no queda capacidad libre. Según BIMCO, las tarifas de fletamento han aumentado y un buque más bien típico de 8.500 TEU cuesta ahora una media de 62.000 dólares/día, más del doble de lo que costaba hace un año.

HMM dispondrá de cuatro portacontenedores adicionales este mes para ayudar a aliviar el retraso. Pero este punto es complicado, expone el analista, puesto que «los buques que se encargan de eliminar los retrasos en China solo crean más retrasos en Estados Unidos» y agrega que los retrasos comenzaron en el sur de California, pero que ahora se han extendido por la USWC hasta Canadá y a través de los canales de Panamá y Suez hasta los puertos de la USEC. 

Ahora que los puertos del sur de California están empezando a mejorar sus operaciones en tierra, el problema se ha trasladado a los transportistas ferroviarios no pueden despejar las terminales de carga IPI (Interior Point Intermodal): los ferrocarriles no tienen suficientes vagones para trasladar los contenedores hacia el interior.

«¿Cuánto tiempo durará el atasco de los contenedores? Es una pregunta que todo el mundo se hace sin una respuesta clara en horizonte. La respuesta obvia es que continuará hasta que experimentemos una ralentización en el comercio transpacífico, en gran parte unidireccional», concluye el analista.